10% en compras + $400.000

Pagos contra entrega

Manchas en las mejillas, causas y como tratarlas

Las manchas en las mejillas pueden aparecer en cualquier momento. Conoce las causas, los cuidados y como tratarlas eficazmente.
Manchas en las mejillas, causas y como tratarlas

En esta ocasión, abordaremos un tema que preocupa a muchas personas: «Manchas en las mejillas». Las manchas en esta zona del rostro pueden afectar nuestra confianza y autoestima, y es comprensible que busquemos soluciones efectivas para combatirlas.

En esta entrada, te proporcionaremos información detallada sobre las causas detrás de estas manchas, los diferentes tipos de afecciones cutáneas que pueden estar involucradas y, lo más importante, te brindaremos consejos prácticos y tratamientos recomendados por expertos para reducir e incluso prevenir la aparición de estas molestas manchas.

Nuestra misión es ayudarte a sentirte cómodo y seguro en tu propia piel. Así que, sin más preámbulos, ¡sumergámonos en el fascinante mundo del cuidado facial y descubramos cómo despedirnos de las manchas en los pómulos para lucir una piel radiante y saludable!

Tipos de manchas en las mejillas

Las manchas en las mejillas pueden manifestarse en diversas formas y colores, y es importante conocer los diferentes tipos para poder abordarlas de manera efectiva. A continuación, te presentamos los tipos más comunes de manchas que pueden aparecer en esta área del rostro:

  1. Melasma: También conocido como «máscara del embarazo», el melasma es una afección cutánea caracterizada por manchas de color marrón o grisáceo que suelen aparecer simétricamente en las mejillas, frente y labio superior. Es más común en mujeres y puede ser desencadenado por cambios hormonales, exposición al sol y factores genéticos. Este tipo de manchas también puede extenderse a la frente y otras zonas del rostro. 

  2. Lentigos solares: Estas manchas, también conocidas como «manchas de la edad» o «manchas solares», son causadas por una acumulación de daño solar a lo largo del tiempo. Suelen ser de color marrón y pueden aparecer en personas de todas las edades, especialmente en aquellas con una historia de exposición excesiva al sol.

  3. Rosácea: La rosácea es una afección crónica de la piel que puede causar enrojecimiento persistente en las mejillas y, en algunos casos, pequeñas protuberancias rojas similares al acné. Si no se trata adecuadamente, la rosácea puede empeorar con el tiempo y llevar a la aparición de manchas rojas más pronunciadas.

  4. Acné: Las espinillas y puntos negros son frecuentes en las mejillas, especialmente durante la adolescencia o en personas propensas a tener piel grasa. El acné puede dejar manchas oscuras o cicatrices en la piel después de la curación.

  5. Hiperpigmentación postinflamatoria: Después de una lesión cutánea, como una quemadura, raspadura o acné, puede ocurrir hiperpigmentación en la zona afectada. Esto se debe a una producción excesiva de melanina, que resulta en manchas más oscuras en la piel.

Es importante tener en cuenta que el diagnóstico preciso de cualquier tipo de mancha en las mejillas debe ser realizado por un dermatólogo calificado. Dependiendo del tipo de mancha y su causa subyacente, se requerirán diferentes enfoques de tratamiento. En la siguiente sección, te proporcionaremos consejos y tratamientos efectivos para ayudarte a combatir estas manchas y recuperar la belleza natural de tu piel.

Causas más comunes de las manchas en las mejillas

Las manchas en los pómulos o mejillas pueden ser el resultado de diversas causas, algunas de las cuales pueden ser evitables o tratables. A continuación, exploraremos las causas más comunes que pueden desencadenar la aparición de manchas en esta área del rostro:

  1. Exposición al sol: La exposición excesiva y prolongada al sol sin protección adecuada puede ser una de las principales causas de las manchas en las mejillas. Los rayos ultravioleta (UV) del sol pueden estimular una producción excesiva de melanina, lo que lleva a la formación de manchas oscuras, especialmente en personas con piel clara.

  2. Cambios hormonales: Las fluctuaciones hormonales, como las que ocurren durante el embarazo o debido al uso de anticonceptivos, pueden desencadenar el desarrollo de melasma en las mejillas. Los cambios hormonales también pueden contribuir a la hiperpigmentación postinflamatoria después de lesiones cutáneas.

  3. Envejecimiento: Con el paso del tiempo, la piel puede experimentar una disminución en la producción de colágeno y elastina, lo que la hace más susceptible a la formación de manchas solares o lentigos solares.

  4. Acné y cicatrices: El acné recurrente y el hábito de rascarse o reventar las espinillas pueden dejar marcas y manchas oscuras en las mejillas, conocidas como hiperpigmentación postinflamatoria.

  5. Rosácea: La rosácea es una condición crónica que causa enrojecimiento persistente en las mejillas, y en algunos casos, puede provocar la aparición de manchas rojas debido a la dilatación de los vasos sanguíneos en la piel.

  6. Reacción a productos químicos: Algunas personas pueden experimentar manchas oscuras en las mejillas como una reacción alérgica o de sensibilidad a ciertos productos para el cuidado de la piel o cosméticos.

  7. Fotodermatosis: Algunas personas pueden ser más sensibles a la luz solar debido a ciertas afecciones de la piel, lo que puede desencadenar una reacción que resulta en manchas en la piel expuesta al sol.

Es fundamental recordar que cada individuo es único y las causas de las manchas en las mejillas pueden variar en cada caso. Si estás preocupado(a) por la aparición de manchas o cambios en tu piel, es recomendable consultar a un dermatólogo para recibir un diagnóstico preciso y recomendaciones de tratamiento personalizadas.

En la siguiente sección, te proporcionaremos consejos prácticos y tratamientos que te ayudarán a abordar estas manchas y a mantener una piel saludable y radiante.

Consejos prácticos y tratamientos

  1. Protección solar: La protección solar es fundamental para prevenir y tratar las manchas en las mejillas. Aplica un protector solar de amplio espectro con un factor de protección solar (FPS) de al menos 30 antes de salir al aire libre, incluso en días nublados.

  2. Evitar la exposición al sol en horas pico: Trata de evitar la exposición directa al sol durante las horas pico, que generalmente son entre las 10 a.m. y las 4 p.m., cuando los rayos solares son más intensos y dañinos para la piel.

  3. Usar prendas protectoras: Si sabes que estarás al aire libre por períodos prolongados, considera usar prendas protectoras como sombreros de ala ancha y gafas de sol para proteger tu piel del sol.

  4. Productos despigmentantes: Algunos productos como cremas o sueros despigmentantes que contienen ingredientes como hidroquinona, ácido glicólico, ácido kójico o vitamina C, pueden ayudar significativamente a tratar las manchas en las mejillas. Estos ingredientes pueden ayudar a reducir la apariencia de manchas y mejorar la uniformidad del tono de piel.

    En Lovel luego de años de estudios, hemos desarrollado una fórmula para eliminar las manchas en los pómulos muy segura de utilizar y altamente efectiva. Nuestro despigmentante está elaborado con altos estándares de calidad y ha recibido diversos reconocimientos tanto por su eficacia como por sus ingredientes que no causan efectos secundarios alargo plazo. Puedes conocer el despigmentante Lovel aquí

  5. Tratamientos con láser: Los tratamientos con láser, como el láser Q-switched y el láser de CO2 fraccionado, pueden ser efectivos para tratar las manchas en las mejillas. Estos procedimientos médicos pueden ayudar a eliminar las manchas oscuras y estimular la regeneración de la piel.

  6. Peeling químico: Un peeling químico controlado por un profesional puede ayudar a exfoliar las capas superficiales de la piel y reducir la apariencia de manchas.

  7. Cuidado facial suave: Lava tu rostro con productos de limpieza suaves y evita frotar vigorosamente la piel, ya que esto puede empeorar la hiperpigmentación.

  8. Estilo de vida saludable: Mantén una dieta equilibrada y bebe suficiente agua para mantener tu piel hidratada. Evita fumar y reduce el consumo de alcohol, ya que estos hábitos pueden afectar negativamente la salud de tu piel.

  9. Consultar con un dermatólogo: Si las manchas negras en las mejillas persisten o empeoran, es importante que consultes con un dermatólogo para recibir un diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento personalizado.

Recuerda que el tratamiento de las manchas en las mejillas puede requerir tiempo y paciencia, pero con el enfoque adecuado y el cuidado de la piel constante, es posible mejorar significativamente su apariencia y lograr una piel más luminosa y uniforme.

Manchas en las mejillas en hombres

Manchas en las mejillas en hombres

Si bien las manchas negras en las mejillas son un problema común que afecta tanto a hombres como a mujeres, es importante destacar que algunos factores específicos pueden influir en su aparición en hombres.  Los hombres por nuestra situación hormonal tenemos menos predisposición a sufrir manchas cafes  o negras en las mejillas y patologías como el melasma rara vez aparecen en hombres, sin embargo, no debemos bajar la guardia en los cuidados, ya que existen más casos de los que esperaríamos. 

A continuación, examinaremos las causas y consideraciones únicas para las manchas en las mejillas en hombres, así como consejos y tratamientos dirigidos a la población masculina. 

Causas más comunes en Hombres

  1. Exposición al sol: Los hombres suelen pasar más tiempo al aire libre y pueden ser menos propensos a aplicar protector solar regularmente. La exposición al sol sin protección aumenta la posibilidad de desarrollar manchas solares o lentigos solares en las mejillas.

  2. Afeitado frecuente: El afeitado regular puede causar irritación y microtraumas en la piel, lo que puede contribuir a la hiperpigmentación postinflamatoria. Las manchas oscuras pueden aparecer en áreas donde se produce una fricción constante con la cuchilla.

  3. Hormonas: Los cambios hormonales, como los niveles de testosterona fluctuantes, también pueden influir en la aparición de manchas en las mejillas en hombres.

  4. Acné: Los hombres pueden ser más propensos a desarrollar acné debido a la producción de sebo más alta en la piel, lo que puede dejar manchas oscuras después de que los granos se curen.

Consejos y tratamientos para hombres:

  1. Protector solar diario: Aplicar protector solar diariamente es esencial para prevenir la aparición de manchas y proteger la piel de los dañinos rayos UV. Busca protectores solares con texturas ligeras y no grasosas para facilitar su uso diario.

  2. Productos de cuidado de la piel para hombres: Existen productos de cuidado de la piel diseñados específicamente para las necesidades de la piel masculina. Busca cremas hidratantes y tratamientos despigmentantes adecuados para tu tipo de piel. El despigmentante facial de Lovel es un producto recomendado y probado para eliminar manchas en las mejillas en hombres. 

  3. Tratamientos estéticos: Los hombres también pueden beneficiarse de tratamientos con láser, peelings químicos y otras opciones estéticas para tratar las manchas en los pómulos. Consulta con un dermatólogo o especialista en cuidado de la piel para determinar qué opciones son más adecuadas para ti.

  4. Mantén la piel limpia: Lava tu rostro con un limpiador suave dos veces al día para eliminar la suciedad y el exceso de grasa que pueden contribuir al desarrollo de manchas.

  5. Cuida tu dieta: Una dieta saludable y equilibrada rica en antioxidantes y vitaminas puede beneficiar la salud de la piel en general. Algunos estudios demuestran que consumir muy poco o cero azúcar también ha ayudado a reducir las manchas oscuras en las mejillas tanto en mujeres como en hombres. 

  6. Evita el tabaco y el alcohol: El tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol pueden tener efectos negativos en la salud de la piel y contribuir a la aparición de manchas.

  7. No te rasques ni revientes granos: Evita la tentación de rascar o reventar granos, ya que esto puede agravar las manchas en las mejillas y dejar marcas en la piel.

Manchas en las mejillas y el protector solar

El uso del protector solar es una de las medidas más cruciales para mantener una piel sana y prevenir la aparición de manchas en los pómulos. La exposición al sol sin protección puede ser un factor significativo en el desarrollo de hiperpigmentación y manchas oscuras en esta área del rostro. A continuación, destacaremos cómo el uso regular del protector solar puede reducir el riesgo de manchas en las mejillas y cómo, en combinación con tratamientos despigmentantes, puede ayudar a eliminarlas:

Protección contra los rayos UV

El principal desencadenante de la hiperpigmentación y manchas en las mejillas son los rayos ultravioleta (UV) del sol. Al aplicar protector solar adecuadamente y de forma consistente, creamos una barrera protectora en la piel que refleja o absorbe estos rayos dañinos. Al reducir la exposición a los UV, disminuimos la estimulación de melanina y, por ende, el riesgo de desarrollar manchas oscuras en las mejillas.

Prevención de hiperpigmentación postinflamatoria

Si ya tenemos alguna lesión cutánea en las mejillas, como acné o irritación, el uso del protector solar puede prevenir la agravación de la hiperpigmentación postinflamatoria. Al proteger la piel afectada de los rayos solares, evitamos que estas áreas se oscurezcan aún más y permitimos una mejor recuperación de la piel.

Evitar el empeoramiento del melasma:

Para aquellos que sufren de melasma, un trastorno cutáneo que se manifiesta con manchas oscuras y simétricas en las mejillas, el protector solar es una necesidad. El melasma puede agravarse significativamente con la exposición al sol. El uso regular del protector solar puede ayudar a evitar que las manchas empeoren y facilitar los resultados positivos de los tratamientos despigmentantes.

Tratamientos despigmentantes efectivos

En combinación con el uso del protector solar, los tratamientos despigmentantes eficaces como el tónico de Lovel; pueden ser sumamente efectivos para eliminar las manchas existentes en las mejillas. Tanto los despigmentantes de Lovel como muchos otros tratamientos deben aplicarse de noche y en el día usar protector solar.  Es casi seguro que no funcionaran si no se aplica protector solar durante el día debido a que la piel se encuentra frágil y pude ser afectada mayormente por el sol y la luz en general. 

La combinación del uso del protector solar y tratamientos despigmentantes crea una sinergia poderosa. El protector solar protege la piel de los daños futuros causados por el sol, mientras que los tratamientos despigmentantes trabajan para aclarar las manchas existentes. Esta sinergia es esencial para lograr resultados óptimos y evitar la recurrencia de las manchas en las mejillas.

En resumen, el uso del protector solar es una pieza fundamental en la prevención y tratamiento de manchas en las mejillas. Su aplicación regular no solo reduce el riesgo de hiperpigmentación, sino que también optimiza los resultados de los tratamientos despigmentantes. Al adoptar este hábito y combinarlo con tratamientos adecuados, estaremos en el camino hacia una piel más uniforme y radiante, libre de manchas indeseadas.

Por favor deja tus comentarios

Tabla de contenidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agente mujer de Soporte lovel cosmética

Te llamamos enseguida

Deja tus datos y te llamaremos enseguida para darte asesoría gratuita.